Chinchetas

Marta tiene el corazón cubierto de chinchetas, una por cada vez que le hacen daño. Una por cada excusa de Lucía, otra por las disculpas inexistentes de Iván e incluso alguna que se ha puesto ella misma. Esta mañana se ha llenado el último hueco que le quedaba y, como ya estaba harta de los pinchazos, ha guardado el corazón en una caja y lo ha metido bajo la cama. Ha saltado por la ventana y ha volado entre los rayos de la tormenta eléctrica mientras disfruta del verano.

16 comentarios:

  1. Si todos pudieramos guardar el corazon en una caja para que no nos hiciesen daño...
    Pd : te sigo ^^ , me gusta tu blog :)

    ResponderEliminar
  2. Quien sabe, igual los corazones pueden regenerarse si los dejas bajo una cama ;)

    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. MUY buena entrada, se echaban de menos (todo hay que decirlo)
    ^^

    Muaca Parisino(h)

    ResponderEliminar
  4. A veces no vendría mal eso de guardar el corazón para que no nos lo lastimen más.


    Besos =)

    ResponderEliminar
  5. EL CORAZÓN, GUARDEMOS DONDE GUARDEMOS, SIEMPRE DE ALGUNA FORMA SE TERMINA LASTIMANDO.
    ME PARECIÓ MUY DULCE TU BLOG.

    A TI QUE TE GUSTA TANTO, AY CARAMELO HELADO (8)

    UN BESO GRANDE, TE ESPERO EN MI BLOG http://malatendida.blogspot.com :)

    ResponderEliminar
  6. A veces está bien eso de desprenderse del corazón de vez en cuando. Pero nunca olvidarnos de volvernoslo a poner.

    Un muá(h) y un sugu de naranja!

    ResponderEliminar
  7. q original.
    deberías escribir más a menudo. un beso

    ResponderEliminar
  8. que se coja paraguas, que dicen que va a llover tarde o temprano y no quiero que las chinchetas se le empapen y se le oxide la piel.

    ResponderEliminar
  9. Zasca! Has pillado a la perfeccion el "mensaje" del texto :)

    ResponderEliminar
  10. En realidad la entiendo, es preferible el dolor de la chinchetas al dolor de las escusas
    ¡Un beso azucarado!

    ResponderEliminar
  11. Yo también me guardo el corazón de vez en cuando, especialmente cuando tengo alguna pena; entonces, lo tiendo al sol y, bien sequito, me lo coloco en su lugar. Es lo que yo llamo "un corazón de quita y pon" :)

    Un besito color púrpura

    ResponderEliminar
  12. Debe de dolerle tanta chincheta junta. Deja que descanse 24h y lo tedras nuevo para estrenar!
    saluddos;

    ResponderEliminar
  13. ¿Y porqué se la clavó esta vez?
    Me gusta tu blog, te sigo

    ResponderEliminar
  14. tantos pinchazos al final duelen....Marta tendria que buscar algun motivo para ir quitandose poco a poco las chinchetas de su corazon

    ResponderEliminar
  15. artista de las minificciones eres tu... jeje :D

    ResponderEliminar